19 diciembre, 2010

Batman y el monje loco

Guion y dibujo: Matt Wagner
Editorial: Planeta de Agostini
Publicacion USA: agosto 2006
Publicacion España: Diciembre 2007 
Paginas: 144
Precio 12,95 € 

"Cadáveres sin una sola gota de sangre en el cuerpo. Cuellos con heridas más que evidentes. Una conclusión que Batman no puede aceptar. 
El Caballero Oscuro ha sido testigo de muchas cosas en poco más de un año que lleva activo en su lucha contra el crimen de Gotham. Ha visto a mafiosos caer y ascender. Ha visto cómo se castigaba a policías corruptos y se recompensaba a los buenos en su lugar. Incluso ha peleado contra monstruos creados por la ciencia. Pero el mejor detective del mundo nunca se ha enfrentado contra algo que desafíe la razón... hasta ahora. 
 Para descubrir la verdad, Batman debe infiltrarse en la organización llamada Hermandad, cuyo fanático líder, el misterioso Monje, se alimenta de su misma sangre.
Si Batman no resuelve este caso, la próxima víctima será la mujer que ama. 
Se trata del primer enemigo sobrenatural del Caballero Oscuro... ¿será el último?"

Si bien el personaje de Batman y todo su universo son algo para mi interesante debo reconocer que no soy un seguidor acérrimo, ni mucho menos un experto, en el mismo (mas bien se podría decir que soy Marvelita).
Es por esto que muchas veces asumo que puesto que se trato de un personaje que, aunque en un principio, derivo del pulp como todos los supers (siendo una de sus influencias declaradas por Bob Kane"La Sombra" ) tuvo una época en que fue un personaje comico, (solo hay que ver la serie de TV de los  60 protagonizada por Adam West y muchos de los enemigos derivados de esta época que arrastra el hombre murciélago: el pinguino, el joker, enigma...) .
Es por esto que cuando comencé a leer la etapa de Matt Wagner con el personaje me choco el toque de terror pulp del numero dos del coleccionable de Panini "Batman y los hombres monstruo", aunque eso si, me gusto.
También me sorprendió la aplicación de un dibujo que incluso me recuerda al comic europeo por lo exagerado de algunas expresiones o personajes, mas cercano a una caricatura oscura y tétrica que al típico dibujo de un comic de supers.
Un tiempo después, aun no habiendo comprado el numero tres del coleccionable, vuelvo a encontrarme en una biblioteca publica con el volumen que ahora comento "Batman y el monje loco", y aunque muchas veces lo deje de lado, precisamente por no cuadrarme el estilo de dibujo y el tipo de guión que presagiaba, en esta ocasión lo leí con interés por tratarse del mismo autor de los hombres monstruo.
Y si en los hombres monstruo había un acercamiento al genero del terror, en este caso el acercamiento es al clásico terror gótico (algo que no debería extrañar en la ciudad de gotham), con vampiros, sectas y referencias claras a la novela de Dracula escrita por Bram Stoker y a sus múltiples adaptaciones cinematográficas.


-- Dark Moon Rising, el remake de dos clásicos del Batman de los setenta.
 Y es que Matt Wagner (nacido en Pennsylvania en 1961) )en su paso por la colección del caballero oscuro decidió decantarse por una de sus especialidades, la revisión de los inicios de los superheroes. En este caso este dibujante y guionista, ganador del Premio Eisner, concretamente realizo el remake de dos de las clásicas historias de Batman durante los años 70 (la Edad Dorada de DC), "Batman y los hombres monstruo" y "Batman y el monje loco", encuadrándolas bajo un ciclo que llamo Dark Moon Rising.
En el remake de los números 31 y 32 de Detective Comics (mas conocida en la actualidad como simplemente DC) publicados en 1939, correspondiente a este Batman and The Mad Monk.


¿Un enemigo sobrenatural? (Cuidado, spoliers)
A lo largo de este comic veremos a un Batman que muestra su faceta detectivesca, además de en los toques CSI típicos del personaje, rememorando una de las mas celebres frases de Sherlock Holmes "cuando ya se han descartado todo lo imposible, lo que queda, por increíble que parezca, es la verdad".
Y es que parte de los dilemas mentales que se pretenden imponer a Bruce Wayne es el que todas las pistas apuntan al hecho de que su enemigo en este caso es un vampiro, y eso es algo que para una mente lógica y racional resulta difícil de aceptar.
Pero aceptado o no veremos a Batman lanzando Batarangs de plata contra un hombre cuya única prueba de ser un vampiro es que bebe sangre, porque ningún poder sobrenatural, aparte de una pasmosa velocidad y de su capacidad de hipnosis, le vemos ejercitar.
Y es que al final todo queda en una incognita entre si realmente se trataba de un ser sobrenatural o mas bien de un charlatan que se había montado una trama en plan Scobby Doo (aunque reconozco que la evolucion de Julie, clavada a la de Mina Murrai es de cuanto menos, difícil de explicar), aunque en la obra original de Kane el Monje si se transformara el lobo y fuera claramente un vampiro.

A modo de conclusión
En definitiva es un comic que me ha gustado tanto por lo original del tono (respecto a lo que yo estoy acostumbrado) como por lo bien llevado del guión y lo ajustado del dibujo a este. Si según tengo entendido, el numero tres del coleccionable de Panini  recupera este contenido por 10 euros, es desde luego una muy buena compra.
Y un ultimo comentario para roleros, muchas veces se ha hablado de lo difícil de adaptar los supers a los juegos de rol. Pues en este caso el argumento del comic  me parece de lo mas cercano a un modulo rolero. Comenzando con una serie de pistas a investigar y terminando con el enfrentamiento final al malo maloso de turno pasando por un plagado de encuentros con criaturas y trampas a lo Dungeons (trampas las cuales se hicieron muy populares en la serie de TV del personaje).


No hay comentarios:

Publicar un comentario