09 mayo, 2012

La Puerta de Ishtar. ¿Tapa dura o blanda?


Entre las cuencas del Idigna y el Buranum se encuentra el Imperio de Akkad. Conquistado y gobernado por Sargón el Alquimista desde hace más de 2000 años. Primer y Único Emperador. El más grande desde Gilgamesh. Allí los Awilu viven rodeados del lujo y la comodidad, mientras los Mushkenu y los Wardu, las razas creadas, trabajan por ellos y les protegen de todo peligro.

Enmerkar, Rey Brujo de trenzadas barbas, domina con puño de hierro la ciudad de Uruk. El sacrificio de incontables vidas a los deseos de los dioses de las estrellas desde lo alto del Ziggurat le proporciona conocimiento y poder. Shuk-Nippurash, la que no necesita esposo, trae la fertilidad a Kish. Los Fenicios, artesanos sordomudos, ofrecen su mercancía a los comerciantes de Assur a cambio de vidas. Una revuelta de aquellos esclavos que temían ese destino es sofocada en Lagash. La peste, sin duda invocada por algún Brujo rival, se ceba en Nippur. Las incursiones de los Cimmerios desde las montañas del norte y de los Amorreos desde el desierto del oeste se saldan con violentos combates. Armas de bronce chocan entre sí y la sangre es lo único que riega la árida estepa entre los ríos.

En Akkad la libertad no existe. En Akkad la vida no vale nada. Dicen que es el precio de la civilización.

Pero no siempre fue así. Antes era Sumer. Pero los que aún conocían la escritura perdida huyeron con Hammurabi. Con su dios Enlil derrotado, fundaron la ciudad subterránea de Babylonia, a dónde no llega la enfermiza luz de las estrellas. Más de dos milenios lleva La Puerta de Ishtar, que permite su acceso, cerrada.

Todo está a punto de cambiar. La Puerta se ha abierto.



Como supongo que todos sabéis existe un proyecto de juego de rol llamado "La puerta de Isthar" cuyo autor, Rodrigo García Carmona le ha echado huevos (perdón por la expresión, pero creo que es la que mejor encaja) y lo va a publicar autoeditandolo. Vamos, gastandose de su propio bolsillo (y en estos tiempos de crisis) un dinerito que tal vez recupere o tal vez no, solo por el placer de ver su juego en las tiendas y la posibilidad de acercar el mismo a todo el mundo.

Porque este hombre no se va a limitar a vender su juego en pdf o como mucho mandar bajo pedido los ejemplares impresos, sino que va a colocar los libros a la antigua usanza para que podamos manosearlos una y otra vez hasta que decidamos comprarlos, como siempre se ha hecho.

Y como el juego ya esta en su ultima fase a lanzado una encuenta para saber si lo preferimos en tapa dura y cosido o bien pegado y con tapa blanda.

http://www.puertaishtar.com/2012/05/encuesta-edicion-de-la-puerta-de-ishtar.html

Yo sin ser agorero he respondido que en tapa blanda y baratito. No solo ya como opinión personal (que si me veo muchas mas posibilidades de comprarlo siendo barato) sino porque también creo que asi tendrá mucha mas salida dada la situación del mercado.

Sobre el formato del libro, antes de decidir, pensar que sera un libro con paginas de tamaño A4 y unas 350 o 400 paginas (el mismo autor dice que en tapa dura sera algo en plan Omertá y en tapa blanda tipo El Reino de la Sombra tanto en formato como en numero de paginas) .

Sobre el precio dependerá del formato final, pero al parecer el autor ha dicho que costara "lo típico de los juegos de rol, ni 10€ ni 50€".

En fin, muchísima suerte a este valiente con su proyecto y recomendar a todos que deis un buen vistazo a su blog donde va desglosando los distintos aspectos del juego para que podáis comprobar que efectivamente QUERÉIS ESE JUEGO.

Yo por mi parte me voy a limitar a poner algunas de las maravillosas ilustraciones del mismo, (todas profesionales, ya no corren los aciagos tiempos de las ilustraciones de Joc Internacional, la portada por ejemplo es de , el autor de la portada de Aventuras en la marca del este.

Nos leemos.



2 comentarios:

  1. No había visto esto hasta ahora. :)

    ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. A ti las gracias. NO dudes que comprare un ejemplar de la puerta de Isthar. Solo tu esfuerzo y gallardia lo merecen.

    ResponderEliminar